El barrio de Tsukishima (isla de la luna) en la bahía de Tokio

773
Qué ver en Tsukishima

Tsukishima (月島), traducido literalmente como «isla de la luna», es un distrito situado en Chūō-ku, uno de los 23 barrios especiales de Tokio.

Está asentado en una isla artificial de la bahía de Tokio que data de 1892. Esta fue creada con los restos tierra resultante del dragado de uno de los canales de la ciudad.

Con el tiempo la zona fue ganando habitantes y popularidad, por lo que en 1940 se decidió crear el primer puente (Kachidoki) de acceso a la isla. En 1988 se creó la primera línea de metro que la conectaba con la ciudad (Yurakucho line), con una parada llamada Tsukishima Station.

Pero a pesar de su «creciente creación», Tsukishima guarda numerosas curiosidades y datos relevantes que hacen de ella un lugar interesante para ser visitado.

¿Qué ver y hacer en Tsukishima?

Empezamos por su atractivo más destacado, la calle del monja.

– La calle del monja

El barrio de Tsukishima debe su mayor fama la «la calle del monja». Esta calle se llama realmente Nishinaka Dori y en ella se puede comer una especialidad culinaria originaria y exclusiva de este lugar. Esta receta se llama monjayaki (もんじ焼) a veces abreviado como Monja.

Se trata de una especie de tortilla a la plancha que se puede cocinar con varios ingredientes (queso, mochi, vegetales, carne o mariscos entre otros). El plato se prepara por el propio cliente en una plancha situada en el centro de la mesa. Si quieres conocer más sobre este plato, te lo explicamos en nuestro post sobre la receta del monjayaki.

La calle del monja está repleta de locales centrados en esta especialidad, algunos de ellos muy conocidos y demandados. En total suelen ser unos 80 situados a lo largo de la calle Nishinaka Dori y sus bocacalles.

Nishinaka Dori se pone tan concurrida de clientes que durante la noche siempre se suele cerrar al tráfico para que la gente pueda caminar por ella sin problemas.

Sin duda un plan perfecto si pasas por Tokio, tienes tiempo libre y quieres comer algo diferente además vivir un ambiente especial. Pasar por la calle del monja en Tsukishima te encantará.

Calle del Monjayaki en Tsukishima
Calle del Monja Tsukishima

– El matsuri (festival) de Tsukishima

El matsuri de Tsukishima se celebra durante 4 días a finales de julio y primeros agosto. Se realiza cada tres años, por lo que para poder disfrutarlo tienes que tener la suerte de coincidir con él. El último en celebrarse fue en 2018, así que el próximo será en 2021.

Se trata de una celebración sintoista relacionada con el santuario Sumiyoshi Jinja, lugar donde se venera la divinidad del mar. Al estar no muy lejos del famoso mercado de pescado Tsukiji, el barrio siempre ha estado relacionado con el mar y la pesca, siendo este hecho el motivo de su celebración.

Es un evento muy divertido y abierto, por lo que aunque la persona sea extranjera lo tendrá fácil para integrarse en él.

Participan tanto niños como jóvenes y adultos, siendo su acto principal la procesión con varios mikoshis (santuarios portátiles) por las calles del barrio. Se portan al ritmo de canciones tradicionales muy enérgicas y animadas. También se exhibe un dragón estilo chino así como eventos musicales tradicionales.

Por supuesto que podrás probar la típica comida de los matsuri, como okonomiyaki, takoyaki, yakisoba o karaage entre otros. Cómo se celebra en verano, es fácil ver a la venta pepinos japoneses Kyuri. Estos se venden clavados con un palito por el centro y bien fresquitos. Es algo muy tradicional y refrescante que ayuda a soportar el calor.

Pero por supuesto, no podrían faltar los clásicos Kakigori. Son helados japoneses realizados con hielo raspado y sirope de varios sabores. ¡Tienes que probarlos!

Festival Tsukishima Tokio

– Callejones llenos de plantas 

Una imagen muy típica o que se da con frecuencia en Tsukishima, son los clásicos callejones entre viviendas repletos de plantas. Esta imagen nos evoca al Japón de antaño y tradicional, el cual lamentablemente se está perdiendo cada vez más.

Muy frecuentemente se pueden encontrar también bonsáis, e incluso pequeños estanques o recipientes con carpas koi o nishikigoi. Son esos peces de variados colores tan clásicos de las peceras del que se presupone su origen en Japón.

Y como nó, las bicicletas no podían faltar. Las calles siempre están llenas de ellas, ya que es la forma de moverse favorita por los tokiotas. Pero además, Tsukishima es un barrio que da motivo a usarlas por la fisionomía de sus calles.

Qué ver Tsukishima
Calle de Tsukishima (Tokio)

– Contraste entre modernidad y tradición

Vivir la típica imagen de mezcla entre modernidad y tradición japonesa es posible paseando por sus calles. Tsukishima es un barrio que aún conserva el sabor del barrio tradicional donde sus gentes se conocen «de toda la vida». Tener esta sensación de cercanía y personalidad dentro de una ciudad como Tokio, es una suerte muy dificil de encontrar en esta gran capital.

A su vez, el barrio convive con algunos de los rascacielos más llamativos y modernos de la ciudad. La pena es que año tras año, el crecimiento urbanístico que no deja de aumentar promovido por la envidiable localización que tiene, está haciendo que manzanas enteras de pequeñas casas y locales tradicionales desaparezcan a favor de la construcción de los rascacielos.

Tradición y modernidad en Tsukishima

– La estación de policía más antigua de Japón

Curiosamente, en la calle Nishinaka Dori se encuentra la oficina de policía más antigua de Japón (koban). Mide unos 6 metros de largo por dos de ancho y tiene un aire retro que lo define. Sin embargo realmente no tiene nada especial que la destaque más que el ser la más antigua de todo Japón.

Esta estación de policía fue construida originalmente en madera en el año 1921. Cinco años más tarde se transformó en el pequeño edificio realizado en hormigón armado que podemos ver hoy día.

Dejó de funcionar como Koban en 2007, funcionando actualmente como lugar de seguridad gestionado por agentes retirados o jubilados que hacen una labor voluntaria en el barrio.

Caseta de policía más antigua de Japón. Tsukishima.

– Tomar un café con Búhos es posible en Tsukishima

Fukuro No Mise es el local de Tsukishima donde puedes tomarte un café en compañía de búhos, los cuales supuestamente te harán estar más relajado.

Este curioso negocio lleva años funcionando con éxito entre los tokiotas. De hecho siempre es posible ver una larga cola de personas esperando para pasar un rato en compañía de estos adorables animales.

Tienes más información en la web oficial de Fukuro No Mise.

Barrio de Tsukishima

El hombre y su galápago

Otra de las curiosidades del barrio de Tsukishima, es ver pasear a Hisao Mitani con su famosa tortuga africana de 70 kilos y un metro de largo.

El nombre de la tortuga es Bon-chan y fue la mujer de Hisao (Mitani) la que se encaprichó de ella cuando la vio en una tienda de animales hace ya más de 20 años. La llevó a casa cuando era un bebé y media sólo media palma. Ahora le toca pasearla su marido todos los días a pasito de tortuga mientra es objeto de las miradas y comentarios de los transeúntes.

Tortuga por Tsukishima (Tokio)

📌 Localización

El distrito de Tsukishima está localizado en una isla artificial en Chuo-Ku, uno de los 23 barrios especiales de Tokio.

Finalmente te dejamos con un estupendo video a pie de calle con el que podrás captar la esencia del barrio de Tsukishima.

Japonpedia. Viajar a Japón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario.
Escriba su nombre aquí